El poder de la Metáfora

Una de las herramientas más potentes y muy utilizadas en PNL es la metáfora, está incluida en los practitioner de PNL como gran aprendizaje, ya que la información que contienen va directamente al inconsciente.

La metáfora puede ayudar en:

  • Desarrollo personal. Suele hacer referencia a experiencias generales o recursos universales. Es innecesario conocer la historia del interlocutor, además de poder ser aprovechadas por varias personas a la vez.
  • Educación y aprendizaje. Estas metáforas son más explicativas. Su objetivo es establecer un vínculo entre lo conocido y lo desconocido. Se establece un paralelismo entre lo que la persona sabe y lo que quiere aprender. Por ejemplo, estudiando el cerebro compararlo con una nuez.
  • Solución de problemas. La característica de este tipo de metáforas es disociar al inconsciente del consciente. Generando un paralelismo que guíe una secuencia de acción o pensamiento que facilite la solución del conflicto. Aunque el éxito no está garantizado, su riesgo es nulo.
  • Para la sanación. Este tipo de metáfora busca generar en el sistema inmunológico una guía o instrucción para que procese mecanismos de curación. Requiere la utilización de los tres sistemas representacionales en una historia detallada de mecanismos bioquímico- eléctrico de actividad inmunológica. Pueden ser simples o compuestas.

Las metáforas pueden ser historias reales o ficticias. Son utilizadas para dar una información dentro de un contexto. Por ejemplo: el propietario de una tienda de zapatos se encuentra en un momento en que no se realizan muchas ventas. Un amigo suyo cree que sería una buena idea colocar un atractivo grafiti en su pared, ya que esa curiosidad atraería a curiosos a la tienda y al generar más flujo incrementaría sus ventas. Cuando el amigo le comenta la idea, el vendedor se niega rotundamente: «cómo voy a poner un grafiti en mi tienda, ¡estás loco!», de esta manera se cierra ante esta nueva opción, ante este nuevo recurso, no contemplando ni el probarlo. Caso diferente, el amigo decide enviar a la tienda un regalo envuelto. El vendedor abre su regalo dentro de la tienda y se encuentra que contiene el cuadro de un grafiti, lo ha descubierto dentro del contexto, pudiendo apreciar si es una buena idea colocar ese grafiti en su tienda, o decide desecharlo, por lo menos en este caso lo ha valorado dentro del contexto en el que se encuentra.

PNL Barcelona

Es decir las metáforas pueden ayudarnos a acceder a recursos o soluciones ante situaciones que antes no se nos habían ocurrido. Ganan además objetividad al no limitarse encontrándose el recurso dentro del contexto mismo en el que es necesario.

Las metáforas pueden dejarse abiertas o cerradas, es decir, aportando una solución final dentro de la misma (cerrada) o dejando la solución con muchas posibilidades (abierta). En nuestro ejemplo anterior era cerrada, ya que estábamos dando la solución final. Describiendo lo que hace una metáfora sin dejar mucho pie a interpretaciones.

La creación de metáforas se hace a través de lo que llamamos un isomorfismo.  Palabra que viene del griego Iso morfos (igual forma). Pretende transmitir la idea de que se tiene la misma estructura, aunque el tamaño u otros conceptos varíen, la estructura seguirá siendo la misma. En nuestro ejemplo los isomorfismos serían: el amigo – la persona que dice la metáfora, el vendedor – la quién la recibe, el cuadro – la metáfora, la tienda – el contexto…

Así en una metáfora una persona puede pasar a ser un animal, planta u objeto inanimado, lo mismo que una situación, un miedo, limitación, etc…  para componer una buena metáfora primero deberemos conocer todos los elementos que componen la historia para crear un isomorfismo para cada uno y desde allí poder crear una historia.

Te invito ahora a que hagas la metáfora de tu vida, si yo fuera un animal sería… y escribas una historia sobre ello, a ver que puedes aprender de la misma.

Puedes encontrar información sobre nuestros cursos dónde se desarrollan de manera práctica todos estos contenidos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *