Atentados en París. Todo comportamiento tiene una intención positiva.

Una de las máximas en PNL y que se aplica en la mayoría de los ejercicios que realizamos es la presuposición de que “todo comportamiento tiene una intención positiva”. Suena muy bonito aunque lo complicado es entenderlo y sobretodo integrarlo.

Hace apenas unos días se desataron unos terribles atentados que les han costado la vida hasta el momento a 129 personas en París y 352 han sido heridas. Estos atentados han estremecido a la sociedad europea por la cercanía de los mismos. Situaciones así hacen que podamos cuestionarnos máximas como la mencionada, la intención positiva que hay detrás de todo comportamiento. ¿Qué intención positiva puede tener realizar una masacre como la de París?.

Quizás no somos conscientes del número de muertes que se producen en Siria desde marzo de 2.011, son más de 250.000 como indica el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, además el VCD Violations Documentation Center in Syria nos refleja que en la actualidad casi el 27% de los fallecidos son niños. Toda esta locura se inicia tras el estallido de una guerra civil en el país, en la que diferentes países europeos deciden intervenir, en un inicio Gran Bretaña y posteriormente Francia (septiembre de 2014). En principio la intención positiva de esta intervención es acabar con la guerra civil, desde el punto de vista occidental con el “bando de los malos”, desde la imposición, por miedo al considerarlos una amenaza.

Al estallar la guerra aparece el Estado Islámico, un grupo radical, también tiene una intención positiva, es implantar sus ideas, muy radicalizadas. Estas están apoyadas por una distorsionada forma de entender la religión musulmana. Su intención es convertir al mundo entero a su religión, única y verdadera. O estás con ellos o sino estás contra ellos. Y todos quieren ir a su reino de los cielos, presuponiendo que todos los demás seres humanos también queremos estar allí.

Atentados Paris

Entender la intención positiva de cada una de las partes no quiere decir compartirla, sólo entender qué les lleva a actuar de esa manera. Los países occidentales al entender que son una amenaza para ellos responden con violencia “preventiva” para promover su seguridad. Mientras los radicales Islámicos igualmente entienden que son atacados por los que consideran el enemigo, los infieles, así que responden también con violencia.

Ahora te invito a observar desde lejos el conflicto, las dos partes: ¿Crees que así van a llegar a un entendimiento?, ¿Están consiguiendo su objetivo?.

Es bastante obvio que si te comunicas con violencia recibes violencia, así que quizás se el momento de que cada parte empiece a pensar más desde el corazón, entiendan que las intenciones positivas de cada parte no están tan alejadas, que simplemente hay una forma distinta de ver el mundo y desde allí quizás, y sólo quizás podamos construir, sin radicalismos ni nacionalismos, aceptando que el otro piense diferente de como lo haces tu. Nada que perder, ya que si algo no funciona…

Este análisis quizás te haya pareced muy fácil de hacer, pero ahora te voy a poner un reto: antes de acostarte hoy piensa en algún conflicto que tengas con alguna persona y aunque no compartas su forma de hacer mira de entender su intención positiva, cuando lo hayas hecho pregúntate: ¿ha cambiado algo?. Tu no puedes cambiar el conflicto de Siria, las acciones Yihadistas o los bombardeos occidentales, pero si puedes cambiar tu entorno y empezar a escuchar más al corazón. Y la buena noticia es que todo es sistémico, así que se va a ir contagiando, hasta un tercer grado. Un primer grado es un amigo, segundo un amigo de un amigo, tercero un amigo de un amigo de un amigo… imáginate cómo un cambio en ti influye en la sociedad (Véase programa 90 de redes) .

¿CUÁNDO QUIERES EMPEZAR A CAMBIAR EL MUNDO? 

“SÓLO CON EL CORAZÓN SE PUEDE VER CON CLARIDAD LO ESENCIAL ES INVISIBLE A LOS OJOS”  El Principito

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *