PNL Barcelona

¿CONOCES TU OBJETIVO?

Está demostrado que los seres humanos necesitamos tener un objetivo, saber hacia dónde vamos, ya que nos movemos en un espacio y en un tiempo.

Los objetivos que nos marcamos pueden ir variando a lo largo de nuestra vida, conforme se van cumpliendo o por un cambio de inquietudes, aprendiendo. Se puede dar el caso que caminando hacia un objetivo me  de cuenta que deja de serlo pero que el haber caminado hacia él me ha llevado a darme cuenta de un nuevo objetivo.

¿Qué pasa si no tengo un objetivo?

 

Como vemos en el vídeo de Alicia en el país de las maravillas, si no sabemos hacia dónde queremos ir, ¿cómo vamos a saber que camino hemos de coger?.

Los objetivos pueden ser de muchos tipos, personales, profesionales, relacionales, económicos,… Lo importante es definirlos utilizando así el esfuerzo necesario para alcanzarlos sin gastar más energía de la necesaria.

Una vez conozco mi objetivo debo definirlo teniendo en cuenta las siguientes pautas:

  • Que esté enfocado positivamente. Es decir lo que quiero conseguir, no lo que no quiero. Ejemplo: Si quiero adelgazar no lo enfocaré como “no quiero estar gordo”, sino como: “quiero estar más saludable”, “más en forma”, “tener mejor figura…”
  • Tener el control sobre él. No te marques un objetivo que dependa de lo que otros hagan, márcatelo de manera que sólo dependa de ti. Ejemplo: si dijera: “Quiero que me paguen más”, no dependería de mí, el enfoque correcto sería “quiero incrementar mis ingresos”.
  • Bien ubicado. En cuando a tiempo y sub-objetivos. El tiempo en que te marques el objetivo es muy importante, ha de ser realizable, en caso de ser a largo plazo ir marcando pequeños sub-objetivos para llegar a él. Saber cuándo lo vas a conseguir. «En un año quiero vivir en Barcelona»
  • Entorno. Cómo va a afectar a tu vida, personal o profesional el alcanzar el objetivo. Cuando te marcas un objetivo es muy importante hacerse estas preguntas.
  • Visualización y confirmación. ¿Vale la pena alcanzarlo? ¿Qué pasará si lo consigues? ¿Con que porcentaje del objetivo te conformarías?.
  • Posibles obstáculos. Todos nos podemos encontrar limitaciones en el intento de alcanzar el objetivo, pero si las conozco estaré preparado para afrontarlas. ¿Qué me puede impedir alcanzar mi objetivo?. Ante esos obstáculos ¿qué alternativas puedo tener?.
  • Recursos disponibles. Con qué cuento para conseguir mi objetivo. Es bueno conocer todas las herramientas, virtudes, amistades, todo lo que me puede ayudar a alcanzar mi objetivo y tengo a mi alcance. Hazte una lista.
  • Otros recursos necesarios. ¿Necesito alguna ayuda externa?, algún tipo de formación,  necesidad personal. Define lo que te falta y cómo conseguirlo.
  • Temores. ¿Qué es lo peor que puede pasar si no lo consigues?. Así si se diese el caso no te llevarías una sorpresa. Y como enfocarlo, aunque no consigas el objetivo ¿qué me ha aportado el haberlo intentado?¿qué he podido aprender?.

En futuros post hablaré de creencias limitantes, plan de acción, valores. Todas aquellas cosas que son necesarias antes de emprender el camino hacia el objetivo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *